martes, 8 de abril de 2008

ALTO VERDE






Hacia 1905 comienzan los trabajos de construcción del puerto de la ciudad de Santa fe. El lugar elegido (extremo Este de la ciudad) no tenía salida al Río Paraná ruta por el cual transitaban los barcos mercantes y cargueros. Esta situación motivó al gobierno de entonces a construir un canal de acceso, zona sur, que, a través del Río Colastiné, permitiera la entrada de los barcos hasta el puerto.

Cuenta la historia que los trabajos se iniciaron a pala y carretilla hasta la llegada de una draga que reemplazó el trabajo humano. Todo el material de dragado se depositaba en la orilla Este del canal en construcción creando un terraplén de nueve (9) metros de altura con respecto al nivel de las aguas y de diez (10) kilómetros de largo. Acumulado el barro arenoso en la costa y mecido por el viento se fue formando una isla la que no tardó mucho tiempo en auto-forestarse dando una bellísima vista de verde pleno que contrastaba con la ciudad.

La memoria colectiva expresa que alguien con alma de poeta al contemplar desde el puerto al florido terraplén, lo bautizó: Alto Verde.

La gente, por lo general, se asienta donde tiene posibilidades de subsistencia y por aquellos años la construcción del puerto y luego su puesta en funcionamiento garantizaba, aunque duro y a veces bastante sacrificado, un trabajo duradero en el tiempo.

Es así que de a poco comienzan a llegar contingentes de familias de distintas partes especialmente de pueblos de la vecina provincia de Entre Ríos y Alto Verde se convertía en el espacio físico idóneo, por la cercanía del puerto, donde levantar sus viviendas. Las primeras viviendas fueron ranchos de barro achorizado y madera con techo de paja que se conseguía en la misma isla. Los terrenos adjudicados eran de importantes dimensiones lo que les alcanzaba lugar para la huerta y la plantación de árboles frutales y cuando no para criar algunos animalitos como por ejemplo: gallinas, cerdos y alguna vaca. Pero la isla era tan generosa que también podían realizarse tares vinculadas al río como la caza y la pesca y vender en la ciudad el producto extraído del río.
Así se fue construyendo el prototipo altoverdero: hombre gaucho, solidario, de vino largo y de varios oficios según la ocasión y la necesidad. Horacio Guarany, cantor popular y poeta, criado en Alto Verde, en su reciente libro titulado: “La creciente...Alto Verde querido” recuerda a su amigo “Pancho” Díaz que en una ocasión ante la requisitoria de un juez acerca de su oficio, le contesto que era pescador, estibador del puerto, carpinchero, botero, nutriero, alambrador, calafateador de canoas, techador de paja, tejedor de redes y hasta carpintero y albañil según las circunstancias...”y no le digo que además soy payador porque a lo mejor lo toma como una falta de respeto, señor juez.”.

Veinte (20) años habían pasado de su simbólica fundación coincidiendo con la apertura del puerto, (10 de septiembre de 1910) y ya se hablaba del pueblo “Alto Verde”. Tenía abastecimiento propio: almacén de ramos generales, carnicerías...y espacios para el esparcimiento: pista de baile, club de fútbol, canchas de cuadreras y reñideros de gallo.

Alto Verde es un pueblo de 10 kilómetros de largo y apenas 100 metros de ancho, tiene una sola calle central y la urbanización se complementa con pequeñas callecitas o también llamados “callejones” muy angostas (1 ó 2 metros) perpendiculares al camino central todos desembocando en el río.

Continuará....
Fotos:
1º. Callecita alternativa junto alrío.
2º. Calle central zona centro.
3º. Alto Verde visto desde la orilla opuesta.
4º. Islero pescando. Detrás Alto Verde zona Norte.







9 comentarios:

neurotransmisores dijo...

Los pueblos que tienen río su vida siempre suele estar anclada al mismo.

Saludos.

d´Agolada dijo...

Me encanta la tercera foto, es muy bonita, es marabilloso que los pueblos tengan un río cerc, les da mucha vida y riqueza. Te envío la invitación para el blog xuntanza, perdona por la tardanza. un abrazo.

David Carrascosa dijo...

Tu relato, tan real evocador como las fotos. Y me gustaría vivir en un lugar tan tranquilo como este.

Un abrazo

asbeirasdoarnego dijo...

Como dicen mis compañeros, a un pueblo el río le da mucha vida por eso mi blog lleva el nombre del río arnego.
www.asbeirasdoarnego.blogspot.com

nestor dijo...

Gracias amigos por comentar....Les cuento que Alto Verde en sus 10 kilómetros de largo hay lugares muy hermosos para vivir pues se está en contacto con la naturaleza. La gente en su mayoria es trabajadora y muy solidaria aunque en los últimos años la llegada de gente desconocida hace no muy grato andar por algunos lugares de la isla.
La inseguridad y el tráfico de drogas como la prostitución es alarmante. Tengo amigos en Alto verde y en mi paso reciente reconstruyendo la historia, me decían que es triste ver a los niños pre adolescentes drogarse en plena calle como armarse para delinquir y tirotearse con armas de fuego entre bandas antagonicas.

Ahora el nuevo gobierno provincial ha puesto mas vigilancia y parece estar más calmo.

El otro problema suele ser la creciente de los ríos....

un abrazo

Marian dijo...

Los ríos son vías de comunicación y fuente de vida para los pueblos.
Las imángenes preciosas, me gustan mucho los paisajes.
Besos

Basquiat dijo...

se ve tan apacible, un lugar tan puro aún.
espero la continuacion, un abrazo hermano.

Princesa_DeAquelViejoReinoPerdido dijo...

El agua siempre es vida.
Precioso paisaje, diferente al que aquí se puede ver.
Siempre me han encantado las ciudades y pueblos con río, puesto que la mía no tiene (a ese triste regato tan lleno de basura que necesita constantes tareas de depuración no se le puede calificar como tal).
Un besazo Nestor;)

Juli dijo...

Hola, soy nueva aca ^^
Bueno, buscando por la red encontre este sitio que me parecio muy interesante, ya que estoy haciendo un trabajo sobre A. Verde y los posibles problemas ecologicos que puede llegar a tener.
Si tuvieses algo de info acerca de eso y pudieses ayudarme te lo agradeceria ^^

Bueno, desde ya, muchas gracias.

Muy lindo tu sitio.