sábado, 29 de marzo de 2008

SAN MARTIN NORTE - COLONIA DOLORES (DOS PUEBLOS ORIGINARIOS - última parte)


El pueblo actual de Colonia Dolores se encuentra a 8 km. de Gobernador Crespo, Departamento San Justo, en la provincia de Santa Fe. La planta urbana, se encuentra ubicada en una loma de las primeras depresiones topográficas de las que continúan hasta el arroyo Saladillo Amargo. El 95 % de la población es descendiente de nativos aborígenes mocovíes, habitantes originales de la región.
Sobre la antigua línea de fronteras, que desde Fortín Capibara, Fortín Ñanducita, Fortín Belgrano, Fortín San Martín Norte y Pueblo San Javier, a unas 30 leguas al norte de la ciudad de Santa Fe, frente al Cantón de San Martín Norte y en la margen izquierda del Cayastá, riacho afluente del Saladillo Amargo, los padres franciscanos Fray Bernardo Arana y Gerónimo Marchetti, fundan el pueblo de Nuestra Señora de los Dolores, en el mismo sitios de la antigua reducción de los charrúas, Cayastá Grande, fundada por los padres franciscanos en el siglo XVIII.

Esta población se trasladó al actual sitio que ocupa San Martín Norte, quedando en el lugar una parte de las tolderías, dando así origen a este pueblo de Colonia Dolores. La primera vivienda de material se construyó en 1889, consistiendo en un salón donde se oficiaban los actos religiosos y una habitación contigua para el descanso del padre franciscano. Durante el período en que desarrolló su tarea evangelizadora Fray Buenaventura Giuliani, 1904, (el cura que vendía terrenos en el cielo) se edificó la capilla, otras habitaciones anexas, una herrería y carpintería para la atención de las herramientas de colonos e indígenas

Mariano Cabal, Gobernador de Santa Fe, les otorga a los aborígenes la posesión de una superficie de 2 leguas de frente por 2 leguas de fondo, en el sector que hoy ocupa el área de Colonia Dolores y parte de San Martín Norte. Estas tierras fueron escrituradas el 25 de setiembre de 1872, pero mas tarde los aborígenes serían despojados de sus tierras por comerciantes y particulares sin mediación del gobierno de turno.

El pueblo de San Martín Norte, distante 160 kilómetros al nordeste de la ciudad de Santa Fe, pueblo largamente centenario le viene bien la frase de que el tiempo sabe detenerse de vez en cuando en ciertos lugares. Esto se da en esta vieja población.


Un verdadero placer fue recorrer sus desoladas calles, sus viejas casas y su imponente iglesia, frente a la plaza pública. Una antigua vecina, ya octogenaria nos dio valiosa información oral, que conforma la verdadera tradición del pueblo.

Y Colonia Dolores, ubicada a pocos kilómetros al sur de San Martín Norte, donde también tuvimos interesantes contactos con su gente, todos de ascendencia indígena incluido su presidenta comunal.

Un poco de historia
En el año 1867 el Ejército establece el fortín, llamado por entonces Cayastá Viejo, que posteriormente, toma el nombre de Cantón San Martín. En este punto -dice Roselli- los padres franciscanos Bernardo Arana y Gerónimo Marchetti fundaron la misión de Nuestra Señora de los Dolores, con la indiada del cacique Mariano Salteño que, el padre Hermete Constanzi -en arriesgada expedición al desierto- había reducido dos años antes. El sitio elegido -agrega- correspondía al que ocupó la antigua reducción de los charrúas (Cayastá Grande), que los padres franciscanos fundaron en el siglo XVIII.
El gobierno provincial destinó un área de cuatro leguas al norte del Arroyo Cayastá para la fundación de la colonia aborigen quedando a cargo de la nueva colonia los padres Arana y Marchetti.

La fundación, que podemos llamar oficial, pues la colonia existía de hecho desde el año anterior, tuvo lugar en 1870. El documento original, extraído del archivo de la parroquia, dice textualmente: «El 23 de junio de 1870 se fundó la Misión en el Cantón San Martín, pueblo de Dolores.

Y el 24 de julio y en el mes de diciembre de 1869 en el mismo rincón se bautizaron indios de la gente del cacique Mariano.

Cuando visitamos Colonia Dolores, charlamos largo y tendido con los pobladores, en total 50 familias. Hasta la fecha -según sus dichos- nada se ha podido conseguir luego de más de 100 años. Otros nos contaron que por razones económicas, -angustiosas épocas de hambre-, los aborígenes fueron perdiendo los pocos derechos que tenían sobre esas tierras, enajenando las mismas a postores oportunistas, que luego -imaginamos- habrán reclamado la posesión treintañal. Lo cierto del caso es que, la mísera población, dueña de todas y más tierras de la región, a la fecha, no posee ni el terreno donde ha levantado sus ranchos. Ha recibido promesas en tiempos electorales, sin cumplirse las mismas. Algunos viven hoy del escaso fruto de sus huertas; otros, levantando el algodón o trabajan en los desmontes. Pero no bajan la guardia. Trabajan todos, sin excepción, en una magnífica comunidad espiritual esperando que algún gobernante con sensibilidad y altura de miras le devuelva la tierra que siempre les perteneciera.Por su parte, los vecinos de San Martín Norte, se quejan igualmente del abandono en que se encuentra el pueblo, por falta de ayuda de las autoridades.
Es lamentable que dos pueblos, como San Martín Norte y Colonia Dolores, tan nuestros y tan apegados a nuestra historia, estén tan olvidados.
Foto; monumento por la reivindicación de los derechos del aborigen, ciudad de San Javier, Santa Fe.

22 comentarios:

Marian dijo...

Gracias por contarnos la historia de Colonia Dolores.
¿Cómo es eso del cura que vendía terrenos en el cielo?
Los aborígenes han perdido tanto que ni son poseedores de las tierras donde levantaron sus ranchos. Una verdadera lástima.
Gracias Nestor por contarnos esta historia.
Besos.

Chapellina dijo...

Hola Néstor,

Que chévere las historias de los pueblos. últimamente no he podido escucharte, pero te sigo por aquí.

SALUDOS!!

kukilin dijo...

Es indignante lo que le han hecho, y le hacen a lo aborígenes a traves de los siglos, únicos legítimamente dueños y herederos de la tierra, no solo los han despojado de su terruño sino hasta de sus creencias y costumbres.
Los jesuitas, valiéndose de la inocencia, ignorancia y la credibilidad de los nativos, los han hecho trabajar arduamente en provecho propio para la madre iglesia, y si no lo lograban con la biblia lo hacían con la espada a traves de las milicias secundadas por el gobernante de turno.
El cura les vendía "terrenos en el cielo", mientras él les expropiaba los de la tierra.
Realmente me resulta indignante recorrer la historia.
Besitos querido Nestor♥

Graciela dijo...

néstor, Impecable trabajo!!!que increible tu blog (es que me encantan las historias!)
en cuanto a lo demás que te ha sucedido..cuenta con el cariño y companía de todos los que te visitamos a menudo, esto es algo que va mucho más alla de una red de bloguers...es una red de amor, contención y solidaridad, un beso y que mejore todo paulatinamente, Un gusto tenerte de nuevo por aquí querido Amigo!

luna de diciembre dijo...

Hola Nestor,ante todo lamento tu pérdida.
Acá estoy como siempre desasnándome en cuánto a historia de nuestros pueblos se refiere...hermosa foto la de San Javier, en algún momento de mi infancia he estado por allí.
Besos.

anamorgana dijo...

Si los aborígenes son dueños de esas tierras porque no se les devuelve su propiedad.
Gracias por contarnos estas historias.Besos
anamorgana

Agata dijo...

Siento mucho los momentos duros que te tocó vivir...Mi más sincero pésame,Nestor.Cuenta conmigo para lo que necesites.Que parece que estoy lejos pero sólo es geográficamente.Si tienes un poco de imaginación hasta puedes girar la cabeza y verme.UN BESO DE CORAZÓN...

anamorgana dijo...

Siento lo de tus familiares, espero que todo se arregle poco a poco, como siempre suceden estas cosas. saludos
anamorgana

David Carrascosa dijo...

Querido amigo Néstor, lamento mucho la muerte de tus dos familiares. La muerte siempre nos pilla a contra pie. Espero que te rehagas pronto.

Muy buen trabajo el tuyo. De chapó. Espero visitar estos dos lugares cuando me acerque por Argentina.

Un fuerte abrazo

d´Agolada dijo...

Una historia muy interesante, tengo que acabar de leer las partes anteriores. saludos

☆ღ♥ ツ -> ♕ .PrInCeSa ♕ <- ツ♥ღ☆ dijo...

le lo lei todoooooo
me enamore d san martin!!
pagame el tikete che! jajajaja

besos..

Darilea dijo...

Hola Nestor un placer volver a leerte.
:-)

Miriam Jaramillo dijo...

Que bueno Nestor. Espero que disfrutes de la lectura. De verdad es una novela muy interesante. Sinceramente.

Nadia dijo...

Como siempre es un placer pasar por aquí a recordar un poco nuestras raíces para replantearnos el rumbo elegido.
Muchas gracias por acercarnos tantas cosas interesantes!
Un fuerte abrazo a la distancia!

Mariaisabel dijo...

Amigo Néstor, que bonitos escritos los tuyos.Me encantan!
Que suert poder viajar tanto.
Muchas gracias por tu comentario en tu blog, siempre serás bienvenido.
Un fuerte abrazo

kukilin dijo...

Te invito a un brindis por mi cumple blog; No quería que faltes a este acontecimiento tan importante para mi.
¡Te espero!
Un cálido abrazo♥

nestor dijo...

Muchas gracias a todos...por sus palabras..por el aliento de siempre. por las criticas de los comentarios que me ayudan a seguir aprendiendo.

un abrazo a todos.

panzerotto dijo...

Hola
Buenos dias a todos...yo soy una descendiente de Geronimo Marchetti...juro,es verdad.
en nuestra familia no sabemos mucho de el...gracias a tu blog Nestor pude conocer algunas cosas.
Pero sabes mas?donde vivio depues,cuando murio etc...
Perdona por las faltas pero soy italiana.Hasta pronto y Gracias

lau dijo...

hola soy laura vivo actualmente en san cristobal pero pase parte de mi vida viviendo en san martin norte es un pueblo chico pero en su historia hay una riqueza grande con respecto a su origen y sus fundadores lo destaca su iglesia y la fiesta de la virgen de los dolores q se realiza todos los años para la cual llega gente de sus alrededores abarcando rosario santa fe etc.es un pueblo con mucha tranquilidad,y con gente calida.esta bueno visitar estos pueblos para ver y aprender mas sobre su historia y su gente.
te agradezco por haberte interesado en hacer saber q estos pueblos existen , hay tanto para aprender y saber sobre ellos!!!!! abrazos- laura- desde san cristobal

JOSE dijo...

Pequeño texto de 1889 de "Une visite aux colonies" de Alexis Peyret.Pg. 219 de la edición original en francés (1889) y traducida por mi y que hace referencias a este pueblo. Peyret hace al final un comentario típico del antropocentrismo europeo, pero eran los vientos de aquellas épocas, y es positivo. Va el texto.
"A once leguas al norte [de la colonia San Justo] en esta dirección, está situada la colonia San Marín, compuesta de individuos mitad hijos del país, mitad Indios pertenecientes a la tribu de los Mocovies. Esta colonia, fundada en 1870, sobre terreno fiscal, tiene dos leguas cuadradas de superficie. Allí encontramos una escuela de indígenas, el ferrocarril pasa a una legua, al oeste. Se cultiva poco. Sin embargo los Indios siembran algo; trabajan para los propietarios de la vecindad, cuidan el ganado, lo que prueba que son aptos a la civilización"

Administrador dijo...

Néstor, la imagen que se muestra, es la Conmemorativa al Pueblo Mocoví y se encuentra en la intersección de Ruta Provincial N° 1 y Av. Teófilo Madrejón, ingreso a San Javier.

luuisi dijo...

Hola Nestor,soy de San Justo y estoy escribiendo un libro, me gustaría que me ayudaras a encontrar alguien que me pueda dar información sobre estas poblaciones, alguna vecina de San Martin Norte si es posible. Gracias! un abrazo