jueves, 2 de abril de 2009

Un día le di la mano a Raúl Alfonsin. Fue en la entrada al edificio del rectorado de la Universidad Nacional del Litoral de Santa Fe, en uno de aquellos días cuando sesionaba la Convención Constituyente en 1994.

Hoy, alrededor de las 21 Hs, estaba cenando junto a mi padre y mi hermano, cuando en ese momento la voz del televisor daba una noticia de carácter urgente: había fallecido Raúl Ricardo Alfonsín.
Sentí una inmensa congoja y por segundos la comida me quedo suspendida en mi boca paralizada. Su ausencia se me presentó como acusando cierta desprotección, así como cuando fallece tu viejo.

¿Por qué? ¿Que se muere con Alfonsin? Seguro un poco de la democracia.Por ser el símbolo de una autentica transición histórica que vino a devolver la vida después de años de muerte.
Porque como aquel manco del franquismo, el proceso militar proclamaba el “viva la muerte” y Alfonsin nos permitió amar la vida.
Porque los asesinos también gritaban abajo la inteligencia y Alfonsin nos convocó a pensar, a militar, a tolerar, a disentir….
Y nos movilizamos y naturalizamos el valor de las instituciones, la idea de una republica. Con él no se pudo, sin él, faltará más tiempo.

La historia va presentando cada vez con más claridad lo que sucedió en su presidencia al que algunos denominaron fracaso. Otros, “asalto a la ilusión”, como aquel libro de época de Morales Solá; pero muchos que nos iniciamos en la militancia política al calor de sus discursos y sus propuestas en aquel inolvidable 1983, con críticas, seguimos sus convicciones.

Murió Raúl Alfonsin y la vida sigue su curso. La Argentina sigue esperando por alfonsines que entiendan que la política es servicio y no un lugar de enriquecimiento personal.
Millones lo lloran y cientos de miles que nunca lo votaron con su congoja a cuestas, acompañaron su último camino, grito silencioso y desesperado en reclamo de decencia.

Hace casi quince años emocionado estrechaba su mano, hoy he llorado una lágrima por el viejo y querido caudillo muerto.

Néstor Alessio.-

9 comentarios:

nestor dijo...

Importante:
la nota la escribí la noche del 31 de marzo, a pocas horas de saber su fellecimiento. Edité una entrada a la cual habian comentados cinco amigos pero cambie la entrada por una modificación en la nota.

gracias.-

nestor dijo...

Esta lista de comentarios son lo que tuve que suprimir y los vuelvo a imprimir.

tia elsa dijo...
Muy buen post coincido plenamente, besos tía Elsa.
31 marzo, 2009 22:20


Susana de Argentina dijo...
Cuando se llega a la presidencia, es muy difícil conformar a todos, y existen los aciertos y desaciertos, en el período de Alfonsín, los hubo, pero hay algo, que tiene merecido, y que realmente se ha de extrañar, es que fue...un hombre respetado por todos, un hombre que cuando entraba a un lugar, se levantaban para saludarlo con respeto, un hombre que tuvo una línea de conducta, humilde...como cuando era chica, se decía, de las personas respetables, un SEÑOR!
Un beso-
01 abril, 2009 04:06


TORO SALVAJE dijo...
Que descanse en paz.

Saludos.
01 abril, 2009 11:29


Susymon dijo...
Yo tambièn le dì la mano , acà en Rìo Negro, màs precisamente en una cena en Viedma, allà por el `95, cuna de su sueño para la nueva capital.
Un tipazo, bonachòn, campechano y super derecho!Asì se fue... enarbolando la honra y su buen nombre.
Un abrazo!
01 abril, 2009 12:02


DianNa_ dijo...
Me uno a tu gran homenaje :)

Besos niño
02 abril, 2009 03:40

nestor dijo...

Gracias por los comentarios siempre tan interesantes.
un abrazo

David Carrascosa dijo...

Estimado Néstor. Me acordé de todos vosotros cuando oí la noticia. Todavía me acuerdo de cuando subió a la presidencia tras la dictadura.

Gente como Alfonsín nunca muere, puedes estar seguro!!

Un fuerte abrazo!!

Susana de Argentina dijo...

Néstor! muy buena semana!! un beso y cuidate!

kukilin dijo...

No estoy afiliada a ningùn partido polìtico. pero tambièn fui una admiradora de este gran estadista.
Con mucha impotencia vi desfilar y discursear a muchos que lo criticaron y le hicieron imposible llevar a cavo sus directivas.
¿Porquè serà que siempre se valora a los grandes hombres cuando ya no estàn?

Abrazos♥

Colo dijo...

Hola Néstor, con un poco de retraso, por razones de trabajo y viajes, llego para unirme a tu sentido homenaje...

Un significado importante encierra la presencia de tanta gente en la calle. Deberían leerlo todos!

Un abrazo

JUANPA dijo...

Hola amigo!!! que tal le va todo???

Cada vez hago menos entradas en mi Blog y me paso menos por otros Blogs por falta de tiempo, pero no pienso dejarlo, no, aunque mi labor sea escasa pienso seguir.

Por aquí por Zamora estamos inmersos en plena Semana Santa (época de más turistas del año, pero la crisis se nota...).

Me sorprendió mucho la abultada derrota de Argentina contra Bolivia, pero supongo que tan solo sería un día de mala suerte.

Cuidese mucho amigo y lamento la tardanza en hablarle

Un fuerte abrazo

Susana de Argentina dijo...

Néstor, paso para dejarte mi saludito en estas Pascuas, que lo pases serenamente, y en familia ! Muuuuack!